Cancelar búsqueda

¿Cómo desarrollar la creatividad infantil con libros para niños?

Imagen del libro Las aventuras de Tip+Top, de Vojtech Kubaska
“Imagen del libro Las aventuras de Tip+Top, de Vojtech Kubaska”
En este artículo
  • ¿Por qué es importante desarrollar la creatividad?
  • Un buen libro alimenta la imaginación
  • Historias que ayudan al desarrollo creativo del niño
  • Inventarse a sí mismo
  • Desarrollar la empatía

Por Fundación Entrelíneas para Viva Leer Copec.
Curiosidad, creatividad, imaginación. Aquel que es curioso no le teme a la incertidumbre, a imaginar más allá de lo posible, le gusta explorar y aprende continuamente.

La imaginación, a su vez, es la semilla para la creatividad. Porque para desear algo, primero es necesario imaginarlo.

¿Por qué es importante desarrollar la creatividad?

La creatividad enfocada en una idea conduce a la innovación. Poder hacer algo común de forma novedosa, conduce a la excelencia.

Como nos dicen una y otra vez, todos estos atributos serán esenciales para los futuros ciudadanos del siglo XXI ¿Quién no quiere que su hijo desarrolle su creatividad? ¿Cómo desarrollar la creatividad en los niños y niñas?

Un buen libro alimenta la imaginación

En la imaginación está la respuesta, porque es la base de todo lo que el ser humano crea. Para algunos, incluso, es la clave del progreso humano. Y si hay algo que la nutre, son los libros para niños, desde un cuento de hadas hasta una biografía. Un buen libro alimenta la imaginación en todas sus dimensiones. Entonces ¿qué nos permite la imaginación?

Si estás interesado en si tu hijo comprende lo que lee, te recomendamos mirar el siguiente artículo: ¿Cómo mejorar la comprensión lectora en niños?

Historias que ayudan al desarrollo creativo del niño

A través de las historias somos testigos privilegiados de distintas formas de habitar el mundo. Nos permiten salir por un momento de la realidad inmediata. Somos transportados a Oz donde vencemos a la bruja mala, somos magos en Hogwarts o vivimos en el sueño de Alicia. De esta forma se amplía nuestro imaginario, nuestra reserva de posibilidades. Una reserva que tarde o temprano será de gran ayuda cuando menos lo esperemos.

Imagen del libro Las aventuras de Alicia, de Robert Sabuda.

Los libros, las historias alimentan nuestras fantasías y de esta forma regresamos a la realidad con nuevos ojos. En este link encontrarás muchos mundos posibles…y además recomendados por los propios niños: https://vivaleercopec.cl/recomendados/cinco-libros-para-despedir-el-ano/

Inventarse a sí mismo

Para evitar construir una vida basada en decisiones de otros, necesitamos inventar nuestra propia vida. Pero para poder inventarla, necesitamos primero imaginarla. Los libros se transforman así en guías que nos permiten desarrollar esta habilidad al acercarnos a diversos personajes, con distintas motivaciones, formas de ser, y de actuar. Poco a poco los niños irán viendo con cuáles de ellos se identifican y con cuáles no, para ir armando su propio relato, y así construirse a sí mismos. ¿Podría sacrificar todo por amor como la Sirenita? ¿Tendría la fortaleza de Ana Frank?

Desarrollar la empatía

La imaginación es la que nos permite ponernos en el lugar de otro. ¿Qué niño queda indiferente cuando el lobo se come a la abuela de Caperucita? ¿Quién no teme que a Juanito lo descubra el gigante cada vez que sube por la planta de habichuelas mágicas? Todo esto ocurre en el terreno de imaginario, elaboramos presencias que no existen en un plano real sino ficticio, pero el sentimiento que experimentamos en este proceso es real. Aquí una recomendación y un ejemplo https://www.instagram.com/p/B0oVuSbFrq6/

Por lo tanto, con algo tan simple como acercar a los niños a los libros, la imaginación se activa, se ejercita, y sienta las bases para la creatividad. Y así el mundo se abre al infinito.

María Teresa Ruiz, astrónoma, Premio Nacional de Ciencias Exactas lo resume maravillosamente, en el video del siguiente link: https://camaradellibro.cl/sala-de-prensa/las-lecturas-de-mi-infancia-entrevista-a-maria-teresa-ruiz/