Cancelar búsqueda

¿Cuál es el mejor libro de cuentos para niños y niñas? (III)

En este artículo
  • Un buen cuento para niños es un buen cuento para adultos
  • ¡No todo es palabra!
  • Grandes libros para pequeños lectores

Por Fundación Entrelíneas para Viva Leer Copec.
Como hemos indicado en pasados artículos (Parte I y Parte II), no existe una imposición fija en cuanto a una lista de los mejores libros para niños y niñas. Tu hijo/a es único, y sus intereses también lo son, por lo que necesitará que le acompañes a explorar variadas alternativas y posibilidades.

Revisamos que los cuentos tradicionales del folclor popular son excelentes alternativas a la hora de contar y leer a los niños. Pero existen también títulos y autores contemporáneos que nos ofrecen universos ricos, con todo tipo de historias contadas de manera creativa que también causarán fascinación en nuestros pequeños lectores.

Un buen cuento para niños es un buen cuento para adultos

Aunque no siempre es regla, una buena pista para seleccionar un libro para niños es que sea atractivo para ti. Autores como Anthony Browne, Oliver Jeffers, Isol, Anna Kemp, Eric Carle, Keiko Kasza o Satoshi Kitamura, solo por nombrar unos pocos, son autores que logran que te emociones, rías y te involucres, tal como le ocurre al niño cuando escucha y mira sus cuentos. Esto es crucial, porque si tú vibras al leer y contar un cuento, probablemente contagiarás ese entusiasmo al niño.

Pero debes tener en cuenta que a veces ocurre lo contrario. Está lleno de libros infantiles en librerías y bibliotecas que no logran ponerse en el lugar del niño y que atraen a adultos porque creen que les ayudarán a educarlos. Aquellos cuentos que pretenden dar lecciones o enseñar reglas de manera demasiado explícita se alejan de lo literario, y te garantizamos que aburrirán a tus pequeños. Es que finalmente, el mejor cuento para niños no será ese libro “útil”, sino el cuento que los haga reír, pensar, sentir, imaginar y emocionarse.

Para profundizar en este tema, te invitamos a revisar nuestros artículos: ¿Cuál es el mejor libro de cuentos para niños y niñas? Parte I y ¿Cuál es el mejor libro de cuentos para niños y niñas? Parte II.

¡No todo es palabra!

Ya sabemos que en la mayoría de los libros para niños las historias están acompañadas de imágenes, más conocidas como ilustraciones. En siglos anteriores, las imágenes tenían una función menor a la del texto, pues solamente acompañaban o adornaban los libros de cuentos, o bien describían exactamente lo narrado por las palabras.

Hoy en día es recomendable leer las ilustraciones y elementos gráficos como si fueran también un texto, porque aportan con imágenes nuevas, que no están narradas. En la mejor literatura infantil contemporánea la ilustración es muchas veces igual de importante que el texto, o en algunos casos, incluso más importante que la historia que cuentan las palabras. ¡Probablemente tu niño lo sepa mejor que tú! Muchas veces ellos nos muestran cosas que nosotros no vemos, pero también es un desafío para nosotros como adultos ser más observadores y ayudar al niño a leer esas imágenes.

La ola. Suzy Lee. (Ed. Barbara Fiore). Libro silente, sin texto, narrado solo con ilustraciones.

También debemos tener en cuenta otro punto: ¡no solo de cuentos viven los niños y la literatura infantil! Existen otros tipos de libros que gustan mucho a los pequeños. Puedes buscarlos en bibliotecas o librerías: poesía, libros informativos, libros interactivos, libros silentes, entre tantos otros. El mejor libro para un niño/a no será necesariamente un cuento tal y como lo conocemos, sino que algún libro donde el lector participe en el proceso, u otro que le informe sobre un tema que le interese mucho (los planetas, los autos, cómo funcionan las cosas, etc.) o un poema que con sus rimas e imágenes lo conecten con el juego y las cosas sencillas.

Grandes libros para pequeños lectores

Por último, te presentamos un listado de excelentes lecturas que a tus hijos les encantará conocer:

La pequeña oruga glotona, de Eric Carle (Editorial Kókinos)

Libro emblemático publicado por primera vez en 1969. Acompañamos a una pequeña oruga desde que es un huevo sobre una hoja hasta que se convierte en una increíble mariposa. Pero lo que destaca es que la muy golosa, no para de comer y agujerear todo tipo de delicias, y junto con ello se muestran los días de la semana, los números, las frutas… Carle es un maestro indiscutido de la técnica del collage y en este libro podrás comprobarlo junto a tus hijos.

Donde viven los monstruos, de Maurice Sendak (Editorial Kalandraka)

La obra más conocida de Maurice Sendak y que ya es un clásico imprescindible. Max se viste de lobo y causa alboroto en su casa, por lo que su mamá lo manda a la cama sin comer. Es así como Max emprende un viaje hasta el lugar donde viven los monstruos para hacer una fiesta. Un libro que atrapa y que logra una magistral integración de texto, ilustraciones y composición.

Babar. Todas las historias, de Jean de Brunhoff (Blackie Books)

Esta cuidada edición de Blackie Books no está pensada para dejársela a un niño pequeño mientras te vas a hacer otra cosa. Al contrario, verás que te querrás quedar leyendo con él o ella, porque es una lectura fascinante y muy recomendable para los que ya se están animando a leer. Babar es un elefante criado entre los humanos luego de quedar huérfano, que finalmente retorna a la sabana como el rey de los animales. Esta historia publicada en 1931 nació de las historias que Cécile, esposa de Brunhoff, contaba a sus dos hijos a la hora de irse a la cama.

Pequeño azul y pequeño amarillo, de Leo Leonni (Editorial Kalandraka)

Este autor creó este cuento para entretener a sus nietos en un viaje en tren con unos pedacitos de papel. Se convirtió en su primera obra para niños y es una historia de amistad, comprensión y convivencia, donde los protagonistas son manchas de colores abstractas que juegan, interactúan y se funden en un color común.

Otros libros similares que ya son clásicos: Por cuatro esquinitas de nada, de Jérôme Ruillier; Un libro, de Hervé Tullet; Érase una vez un espacio, de Marta Carrasco.

Madre chillona, de Jutta Bauer (Editorial Lóguez)

Una escena que puede parecerte familiar: perder los nervios con tu pequeño y gritarle sobrepasando los límites del simple reto, haciéndote sentir la peor persona del mundo. En ese momento los dos agradecerán tener esta pequeña joya de efectos sanadores. La madre de un pequeño pingüino se pone furiosa y le grita de manera terrible. Pero ella lo reparará…

El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza, de Werner Holzwarth y Wolf Erlbruch (Editorial Alfaguara)

Pocos temas de conversación son tan interesantes para los niños pequeños y pequeñas como la caca. Es un gran asunto en sus vidas y en su desarrollo evolutivo. En esta historia, el pequeño topo recorre la granja preguntando a todos los animales, grandes y pequeños, si “aquello” que lleva en la cabeza es suyo. Las ilustraciones son tiernas y llenas de humor.

Los tres bandidos, de Tomi Ungerer (Editorial Kalandraka)

Lo tiene todo: una historia que cautiva a niños y adultos, ingredientes como los “de antes” (oscuridad, tesoros, personajes indefensos), un lenguaje rico pero conciso y que dice lo justo, y unas ilustraciones magistrales que consiguen crear el ambiente necesario en cada momento.

Vamos a cazar un oso, de Michael Rosen y Helen Oxenbury (Editorial Ekaré)

En esta versión de la canción popular inglesa, el autor y la ilustradora le siguen la pista a unos niños que salen a cazar un oso entre juegos y onomatopeyas. Juntos atraviesan un campo de altos pastos, un profundo río y un oscuro bosque. Libro perfecto para contar en voz alta por su ritmo y repetición, especial para que los niños sigan también el juego.